Me gusta

lunes, 26 de junio de 2017

Un plan de 306 años y una visita sorpresa



En la previa de la reunión en la ONU por Malvinas, el embajador británico visitó la Casa Rosada
Mark Kent visitó este jueves a Fulvio Pompeo y hablaron de las relaciones bilaterales pocas horas antes de la reunión del Comité de Descolonización de la ONU
Por Martín Dinatale 22 de junio de 2017
Mark Kent
En forma sorpresiva, y a pocas horas de la reunión del Comité de Descolonización de la ONU por el conflicto de las islas Malvinas que se realizará hoy en Nueva York, el embajador británico en Buenos Aires, Mark Kent, visitó ayer la Casa Rosada para acercar posiciones y dialogar con el gobierno argentino.
"Hablamos de todo y fue una buena reunión", dijo Kent a Infobae muy brevemente al salir del encuentro. No quiso dar más detalles de la reunión y sólo se limitó a lanzar una humorada: "Hoy hablaré del gol con la mano que hace 31 años nos hizo Maradona en el Mundial de México", dijo el diplomático británico tras reunirse con el Secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.
No es muy habitual que un embajador británico se acerque a la Casa Rosada. En tal caso, los encuentros diplomáticos se realizan en la Cancillería. Pero sucede que el canciller Jorge Faurie se encontraba en Nueva York para liderar hoy la delegación argentina en el Comité de Desolonización de la ONU y Kent estuvo en el despacho de Pompeo, a pocos pasos de la oficina del presidente Mauricio Macri.
Según pudo saber Infobae se trató de un encuentro para "hacer un repaso de toda la relación bilateral", incluido el tema Malvinas. En el gobierno argentino hubo un fuerte hermetismo sobre la reunión, aunque desde la Cancillería dijeron que la visita de Kent a la Casa Rosada "habla de las excelentes relaciones que hoy existen entre la Argentina y el Reino Unido". Fuentes del Foreign Office dijeron que el encuentro de Kent y Pompeo ya estaba pautado desde tiempo para la semana que viene aunque, se tuvo que reprogramar para hoy por problemas de agenda de ambos funcionarios.
A la vez, fuentes calificadas de la Cancillería deslizaron que la reunión pudo estar relacionada con las duras declaraciones que hizo ayer a Infobae el legislador delegado de los kelpers Mike Summers, que estará mañana en la ONU. "El gobierno de las islas no presentarán nuevas propuestas al Gobierno de la Argentina, pero les pediremos que cumplan con los compromisos relativos a las Falklands (Malvinas) firmados en la Declaración Conjunta", expresó.
Se refería de esta manera al comunicado conjunto que el año pasado firmaron las cancillerías de Gran Bretaña y la Argentina, que contempla la intención de ampliar las negociaciones comerciales, económicas y políticas entre ambos países, prevé un capítulo dedicado al restablecimiento de los vuelos de Malvinas al Continente, un avance en el proceso de identificación de los soldados NN argentinos enterrados en las islas que se está realizando en estos días y la eventual recomposición del comercio de pesca e hidrocarburos compartidos.
A su vez, Summers destacó ante Infobae, en una suerte de adelanto de lo que será la reunión de mañana en Nueva York, que "el progreso en la cuestión de los vuelos requiere acción del gobierno de Argentina" y agregó: "Los esperamos llevando a cabo las acciones acordadas en Londres en diciembre de 2016. El gobierno de las Islas Falkland (Malvinas) tendrá que hacer arreglos alternativos si los acuerdos no pueden ser resueltos". No lo dijo abiertamente pero el legislador isleño dio a entender que podrían entablar negociaciones con Uruguay o Brasil si la Argentina se niega a que haya vuelos de Malvinas a Buenos Aires o Río Gallegos.
Al parecer, en el Ejecutivo no cayeron nada bien estas declaraciones de Summers, que se verán reflejadas hoy en la reunión del Comité de Descolonización de Naciones Unidas. Contrariamente a esta dura postura de Summers, la semana pasada el embajador Kent había expresado a este medio que "la confrontación entre Gran Bretaña y la Argentina no llevó a ningún lado".

jueves, 22 de junio de 2017

100 años de "deudad"



DEUDA PÚBLICA A 100 AÑOS
Por Héctor GIULIANO (20.6.2017)

El Ministerio de Finanzas (MF) acaba de informar – por un breve anuncio de prensa en la página web de fecha 19.6, no por un comunicado formal – la emisión de un bono a 100 años de plazo.
Todavía no se conocen los detalles de la operación: no ha sido dada a conocer la resolución pertinente ni mucho menos la posibilidad de tener acceso a la documentación ni al prospecto respectivo (por ausencia de habeas data).
Esto es que, a menos que el gobierno dé a publicidad tales documentos, esta operación de un siglo de duración - como pasa con todas las operaciones de endeudamiento oficial - será secreta. 
El MF sólo informó, con una breve noticia, la emisión del bono por un monto de 2.750 Millones de Dólares (MD) con un cupón de interés de 7,125% (tasa nominal anual) y un rendimiento de 7,9% para los inversores financieros (producto de la colocación de los títulos bajo la par).
La tasa pactada es la más elevada del mundo para este tipo de operaciones, de las que hay muy pocos casos registrados (Irlanda, Bélgica, Dinamarca, China, Suecia y México).
Los bonos a 100 años entran en la modalidad de bono perpetuo, esto es, endeudamiento sobre el que los acreedores no tienen necesidad ni interés en el recupero del capital o principal sino en gozar de una renta permanente, por tiempo virtualmente indefinido, dando así destino rentable (muy altamente rentable en el caso argentino) a sumas que, caso contrario, corren el riesgo de permanecer ociosas dado el primer problema del sistema financiero internacional que existe hoy, que es el exceso de liquidez mundial (sobrante de capitales financieros en el mundo). 
Emitir deuda con el horizonte de un siglo por delante no tiene, por definición, demostración racional alguna de capacidad de repago por parte de la Argentina como país deudor mientras que supone el sometimiento a condiciones de pago en firme que pesarán sobre las actuales y futuras generaciones a través de todos los gobiernos que se sucedan en el tiempo.
Ello significa, en principio, que mientras el pago del capital a su vencimiento  - los 2.750 MD - queda sujeto a su devolución en el año 2117 (bono bullet), durante todo ese largo período nuestro país abonará por concepto de intereses unos 19.600 MD (casi 20.000), es decir, más de 7 veces el importe del capital adeudado (2.750 x 0.07125 x 100); con un rendimiento neto de 21.725 MD para los acreedores (según el coeficiente de 0.079). Son aproximadamente unos 200 MD de intereses por año.
Siempre y cuando las condiciones de detalle y la letra chica de la operación – que hasta ahora son desconocidas - no alteren estos datos de referencia.
Ningún país del planeta ha colocado en los últimos tiempos deuda a 100 años en condiciones tan gravosas e inciertas como la Argentina ahora con el gobierno Macri.

EL DESTINO DE LOS FONDOS.
Todavía no se conoce la finalidad a la que van a ser aplicados los fondos provenientes de este nuevo endeudamiento.
El anuncio oficial dice que: "Esta operación se enmarca en el objetivo del Gobierno Nacional de asegurar el financiamiento en las mejores condiciones posibles para el crecimiento de la economía y la generación de empleo."
Estas expresiones son engañosas o directamente falsas:
  1. El gobierno no ha indicado hasta ahora destino concreto de los fondos a recaudar.
  2. El objeto de los mismos, en principio – como toda la deuda pública que se viene colocando desde el comienzo de su mandato – es financiar gasto público para cubrir el déficit fiscal, ambos igualmente crecientes.
  3. La colocación de este tipo de deuda financiera está vedada por la Ley 24.156 de Administración financiera del Estado, que en su artículo 56 dice expresamente que se prohíben las operaciones de crédito público para financiar gastos operativos (Gasto Público Corriente).
El gobierno Macri se ufana de que: "A pesar de la incertidumbre actual en los mercados internacionales, el Gobierno demuestra, gracias a su gestión, la capacidad de obtener financiamiento a muy largo plazo y a las tasas nominales más bajas de la historia argentina."
Lo que aquí se afirma puntualmente no ha sido así ni es cierto hoy: desde el ruinoso empréstito Baring - que condicionó 100 años de historia financiera argentina (a una tasa del 6 % anual) - hasta la actualidad, en que – según las cifras del propio MF al 31.12.2016 – la tasa de interés promedio ponderada de toda la deuda del Estado Central es del 5.98 % y la tasa de la deuda en dólares es del 4.08 %.
Según el anuncio oficial: "Con esta emisión, Argentina pasa a ubicarse en el selecto grupo de naciones con emisiones de bonos soberanos a 100 años como México, Bélgica, Irlanda, China, Dinamarca o Suecia." Acotando que así "Estamos más cerca de países normales . . ." (los destacados son nuestros).
El anuncio agrega que "el Ministro Caputo resaltó que la operación muestra prudencia y responsabilidad: estamos aprovechando un momento de tasas muy bajas a nivel mundial y es importante, entonces, balancear los plazos de endeudamiento" (!).
Se trata probablemente de uno de los casos más flagrantes – y casi desopilantes - de contradicción entre el mito de la confianza y la descarnada realidad financiera en que la administración Macri está colocando al Estado Argentino mientras toma obligaciones a largo plazo a las tasas más caras del mundo.

DEUDA ILEGAL A UN SIGLO DE PLAZO.
La sorpresiva noticia de colocación de un bono a 100 años aparece ante la opinión pública sin que mediaran anticipos ni versiones previas, sin que se conozca la resolución ministerial que le da origen ni mucho menos el prospecto o información de detalle alguna que permita analizar lo actuado hasta la fecha, sin que se haya llamado a licitación ni expuesto cuál será el destino de los fondos.
De las mínimas informaciones existentes – prácticamente todas ellas noticias periodísticas parciales – surgen, sin embargo, al menos tres irregularidades manifiestas:
  1. La nueva deuda – a 100 años de plazo – no está prevista en la Ley 27.341 de Presupuesto 2017, que en su artículo 34 sólo autoriza la realización de operaciones de crédito público según la planilla anexa a dicho artículo y – según allí se destaca - por los montos, especificaciones y destino del financiamiento indicados en la referida planilla; siendo que la misma no contempla operaciones por términos mayores a los 4 años y que la Ley 24.156 de Administración Financiera del Estado establece taxativamente – en su artículo 60 – que no pueden contraerse operaciones de Deuda fuera de la Ley de Presupuesto anual o Ley Especial al respecto.
  2. Tampoco se cumple la Ley 24.156 por la ya citada transgresión al artículo 56, que prohíbe la toma de deuda para la financiación de gasto público corriente.
  3. Igualmente, no se cubren – como abiertamente ocurre con todas las colocaciones de Deuda – los requisitos de eficiencia y eficacia en la obtención y aplicación de los recursos públicos, que exige también, en su Título Preliminar, la Ley 24.156 (artículo 4 incisos a y b).
Además, no consta que se haya emitido opinión previa a la operación por parte del Banco Central (BCRA), como lo exige el artículo 61 de la citada Ley 24.156 en los casos que tales operaciones originen deuda pública externa ni se conocen mucho menos los términos en que lo habría hecho.
Advirtiéndose que el incumplimiento de cualquiera de estas normas citadas – y/o sus disposiciones conexas – tornan nulas las obligaciones así contraídas por el Ejecutivo, según los términos del artículo 66 de la misma Ley 24.156 de Administración Financiera del Estado, que dice textualmente:
Articulo 66. Las operaciones de crédito público realizadas en contravención a las normas dispuestas en la presente ley son nulas y sin efecto, sin perjuicio de la responsabilidad personal de quienes las realicen.
Las obligaciones que se derivan de las mismas no serán oponibles ni a la administración central ni a cualquier otra entidad contratante del sector público nacional.
En síntesis, que la colocación del Bono a 100 años no cumple los requisitos legales básicos de la Ley 27.341 de Presupuesto 2017 ni de la Ley 24.156 de Administración Financiera del Estado-
La administración Macri, en el marco de su política de gobernar con deuda, a costa de tomar sistemáticamente obligaciones sin demostración alguna de capacidad de repago, se tendrá que hacer cargo de esta nueva irregularidad manifiesta en sus colocaciones de deuda del Estado.
Con el agravante que en este caso extraordinario de bonos a 100 años de plazo la noticia se conoce en forma concomitante con las tratativas de re-categorización de la Argentina a País Emergente por parte de la banca Morgan Stanley, en lo que pareciera ser un intento de último momento para cubrir requisitos o condiciones frente a los capitales financieros del Club o Partido de la Deuda para adecuar sus sobre-tasas de interés en las futuras operaciones de endeudamiento.
Maniobras irregulares de este tipo – en pleno año electoral - ponen cada vez más en evidencia la crítica situación real de las cuentas públicas de la administración Macri y su grado de corrupción financiera frente a la crisis insoluble de Deuda Perpetua en que está metida la Argentina.    

lunes, 19 de junio de 2017

En argentina nos matamos por desconocimiento



Pocas veces se puede ver algo extracurricular en nuestras universidades y más que tenga el apoyo del plan integral de la misma, porque el éxito de una cátedra que no responde al sistema educativo universitario lo mantiene e impulsa la concurrencia de los mismos alumnos, y lo sostiene la formación futura de sus egresados. Esto sucede actualmente, y el sistema educativo no permite la incorporación de algo diferente, porque no se condice con lo reglamentado y escrito por el sistema, o sea en programación tenemos rutinas autónomas que pueden corregir fallas del sistema, e incorporar los cambios más beneficiosos, estas rutinas están escritas por programadores humanos que entienden el mecanismo de autocorrección, mas la paradoja es que no lo aplicamos en algo tan obvio como nuestra rutina.
El profe Córdoba sufre físicamente el esfuerzo de una rutina extracurricular, y nadie va a hacer nada para cambiar este acontecer, nadie que tenga relación directa con la universidad, porque ya hay ayuda externa para este proyecto, por parte de entidades ajenas al ámbito universitario, ayuda que no alcanza más que para un simple paliativo temporal y de sostenimiento limitado, quienes deberían hacerlo para darle un impulso de crecimiento a futuro están encadenados a un sistema de dependencias mutuas, que les impide modificaciones que salgan de las normas, normas que limitan, al fin, el sentido común, y trastornan nuestra sociedad para no reconocer cuánto daño nos hacemos.    

A continuación dos noticias que demuestran lo que no hacemos por pereza intelectual, porque no tienen la misma convocatoria que un recital "misa" del Indio Solari.

El profe Córdoba sigue sumando adhesiones para el taller de física
21 DE Mayo 2017
La Cooperadora Asistencial de la Capital se hará cargo del pago de una ayuda económica para cuatro docentes, tickets de comedor y fotocopias, para el espacio de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNSa.
El profe Córdoba, en el anfiteatro con los chicos que van a aprender física. Javier Corbalán
El taller "Física al alcance de todos", del reconocido profesor Daniel Córdoba, sigue sumando adhesiones de sectores que se preocupan por la ciencia y que proponen una política a largo plazo.
El espacio que se brinda a través de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Salta (UNSa) viene cosechando verdaderos genios y varios científicos en el Balseiro, entre otros logros.
El curso es apuntalado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación de la Provincia, el Ministerio de Educación de la Nación y ahora se suma la colaboración de la Cooperadora Asistencial de la Capital Ingeniero Roberto Adán Galli.
"Para nosotros es otro reconocimiento más y una ayuda importante para los chicos que ya son profesores y que me ayudan en esta tarea de enseñar física. Ya parecen lejanas las notas de principio del año pasado que El Tribuno me hacía por la falta de recursos. Ahora tenemos más ayuda, aunque también se debe decir que nunca es suficiente porque año a año se siguen sumando la cantidad de chicos que vienen", dijo el profe Córdoba tras dejar una consigna de trabajo para sus estudiantes.
Gracias a una movida mediática y académica, el taller consiguió los aportes del ministro Lino Barañao, la secretaria María Soledad Vicente y de la ministra Analía Berruezo.
Ayer a la mañana estuvo presente Javier Cornejo, representando a la Cooperadora, para cumplir con la palabra empeñada ante un anfiteatro repleto.
La Cooperadora asume la obligación de pagar una ayuda económica para cuatro docentes afectados a un convenio firmado de manera mensual. El pago de esta ayuda se hará entre marzo y noviembre del presente año.
Además, se compromete a hacer efectiva la entrega de tickets del almuerzo para el Comedor Universitario por un valor de 75 pesos, en el mismo plazo antes mencionado.
Por último, asumirá el costo del fotocopiado del material didáctico hasta el límite de 2.500 copias por mes.
El texto corresponde a la resolución de la comisión directiva 13/17 y está firmado por su presidente, Pablo Outes.
"Esta ayuda forma parte de un pensamiento que apuesta a la juventud y que concibe al conocimiento como fuente de riqueza. Es por eso que realizamos este humilde aporte para quienes hacen una tarea titánica, como es el profe Córdoba y su equipo", dijo Cornejo.
Y la verdad es que es sorprendente la cantidad de adolescentes que se levantan temprano los sábados para ir a un claustro universitario a estudiar física.
Más sorprendente es la actitud de los 16 profesores ayudantes que van a realizar un trabajo totalmente solidario.



Es más fácil de lo que parece
04/12/2015
 
En 2014 una foto tomada en el Rijksmuseum de Amsterdam inundó las redes sociales: decenas de niños atentos solo a sus celulares le daban la espalda a la Ronda nocturna de Rembrandt. Simplemente, escalofriante…



 
Que el espectador ha cambiado, es un hecho. Pero hay que entender que no es mejor ni peor que aquel otro, simplemente es distinto. Las formas de involucrarnos con las imágenes se han transformado y es con esa realidad con lo que hay que lidiar. La batalla está allí, se ve claramente en la fotografía y son los museos los que tienen la palabra. Claro, que hay museos y museos, porque están los que hacen como si no pasara nada, como que esta fotografía es de otro planeta y están los que ven y actúan.
Por eso, porque se trata de actuar, es conmovedor encontrarse con que ésta es la misma sala de la Ronda Nocturna, un año después en 2015. Y uno no puede dejar de preguntarse, qué pasó de un año a otro para que la escena cambiara tan radicalmente. Lo que pasó fue algo simple y además barato. Un programa que se llama Startdrawing (Comienza a dibujar) y que propone una alternativa al celular y a las selfies.
Un programa que te ayuda a que dejes de mirar rápido y superficialmente para mirar más de cerca y mejor. Te propone que dibujes pero no para que demuestres tu talento, que quede perfecto, lindo o igualito, sino para que mires mejor y más profundamente, porque el acto de dibujar permite ver cosas que de otro modo no ves y hace que aprendas a ver líneas, colores, luces, formas, expresiones, etc.
Todos los sábados el museo te da un lápiz y un cuaderno. Podes sentarte en el suelo o acostarte; podes dibujar sobre tabletas de madera, caballetes o colectivamente en largas mesas estratégicamente ubicadas. Pasantes, estudiantes y maestros recorren las salas estimulando y dando clases de dibujo a los que quieran; grupos de voluntarios posan y los guías del museo se pasean contando las historias de los cuadros. El resultado: los sábados el museo se convierte en un lugar repleto de energía y de estímulos y las redes sociales estallan, pero no de selfies, sino de miles de niños, jóvenes y adultos colgando las fotos de sus dibujos.
Tres comentarios. Primero: aquella fotografía de 2014 detectó un problema. El museo en lugar de quejarse o ponerse a hacer diagnósticos, simplemente actuó para resolverlo. Segundo: pensaron una idea simple, fácil de ejecutar y más fácil aún de gestionar y evaluar en sus resultados. Y tercero: es una idea barata!!! Desarrollar una idea como ésta, no tiene excusas presupuestales. Alcanza con una empresa que provea los cuadernos, los lápices y las crayolas, el resto es el personal habitual del museo y voluntarios, pasantes o estudiantes.
Mirando estas imágenes, uno se queda con la sensación de que el problema no está en donde nos dicen que está (léase, en la eterna falta de dinero), sino más bien en la falta de ideas, de ganas de cambiar y de enfrentar desafíos. Por eso me da por imaginar que, si nos lo proponemos, nuestros museos pueden llegar a ser lugares menos solemnes y más eficaces en sus objetivos, menos pretenciosos y más divertidos para los espectadores. El que avisa no traiciona y el que sueña no se cansa de esperar, porque a veces las cosas son más fáciles de lo que parecen.

 



Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...